Martes, 23 de Julio de 2024

22.2º

Morelia, Mich

#Opinión Experiencias Adversas en la infancia

#Opinión Experiencias Adversas en la infancia

Boris González Ceja / Somos Nuestra Memoria





La poderosa influencia que tienen las relaciones de los padres con sus hijos forma su personalidad, que se traduce en historias de amor, odio o saber. Las experiencias infantiles adversas (ACE por sus siglas en inglés) se refieren a eventos violentos, generalmente traumáticos y que dejan un profundo daño, potencialmente duradero, que muchas veces se
traduce como estrés toxico. Muchos niños logran reponerse de las EXPERIENCIAS ADVERSAS EN LA INFANCIA con el acompañamiento de sus familiares, pero otros se hunden en el comportamiento antisocial o de la criminalidad.





Para la OMS (2020) el maltrato infantil se define como cualquier forma de abuso o desatención que afecte a un menor de 18 años, y abarca todo tipo de maltrato físico o afectivo: incluyendo poner en peligro su supervivencia en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. Ese maltrato tiene efectos a largo plazo y forma la
personalidad de millones de personas.





La vida de muchas personas en nuestras comunidades se encuentra marcada por situaciones de abandono paterno, divorcios, encarcelamientos, traumas y muerte, formando un campo de destrucción donde se les va la vida, pero otras personas logran reponerse y hacer un
proyecto de vida positivo, con todo y la adversidad ¿Por qué las ACE no tienen igual futuro para unas personas que para otras?





Un libro sobre el tema es el que la pediatra Burke escribió en 2021, El pozo más profundo. Sanar los efectos a largo plazo de las experiencias infantiles adversas. La autora nos comparte que, al tener un hermano desaparecido, se genera un estrés toxico y un drama, que tiene en vilo a las personas por el golpe emocional de la desaparición de un familiar.
Para ella, con el estudio de la personalidad se puede entender la capacidad de actuar del trauma y la adversidad, que modelan la identidad de las personas, sobre todo por las repercusiones que se tiene en el desarrollo de la personalidad y sus efectos tóxicos a largo
plazo.





Son diversos los padecimientos médicos ligados a las experiencias adversas en la infancia, donde el trastorno de estrés postraumático (TEPT), por mencionar un ejemplo, se enquista en la vida y personalidad, atascado en la repetición. También se relaciona con la obesidad,
el alcoholismo y enfermedades crónico degenerativas; la investigación psicológica que actualmente desarrollamos es fundamental para dar luz sobre esta correlación entre el estrés toxico y las ACE, sobre todo por sus efectos inconscientes en la vida cotidiana de las personas.





También hay una relación directa entre las ACE y las enfermedades autoinmunitarias (p. e. esclerosis múltiple); las neurológicas (p. e. Parkinson); las enfermedades endocrinas (p. e.hipotiroidismo); así como enfermedades hormonales (p. e. la diabetes), todo por la exposición a algo concreto: haber vivido la adversidad en la niñez.





El estrés tóxico infantil consiste en cambios a largo plazo, en el cerebro y en el cuerpo, por la ausencia de un cuidador amortiguador, lo que puede considerarse como una perspectiva innovadora para entender los procesos de salud y enfermedad, desde la ciencia psicológica.





Para vivir en plenitud, es importante que los adultos sanen los daños que sufrieron durante la infancia, de lo contrario, se continuará con el círculo vicioso de la violencia, el sufrimiento y el dolor.





¿Quieres saber si tienes un trauma infantil como adulto? Para que puedas tener un indicador de tu puntuación ACE de manera anónima y con un resultado inmediato, te invito a contestar este breve test, gratuito y confidencial:
https://www.facebook.com/545183435533012/posts/pfbid0MY498WoboSa5Ec5gmuHJnCBEDMa
kmMC83DUfoXTQqQmZLEFyUy56wys2nTCc8fVGl/?mibextid=Nif5oz





Causas y azares…





  1. Mi más sincero pésame a Rocío Prospero Maldonado, por el dolor que nos genera la partida de su hijo, y un abrazo fraternal a la comunidad de músicos.
  2. El problema de las drogas sintéticas está tocando las puertas de nuestras casas, mientras tanto, los gobernantes siguen simulando, con más muertes por su política ignorante de economía del comportamiento, por su desdén a la atención de psicología.
  3. Aunado a lo anterior, los carteles de la droga y los extorsionadores siguen dominando cada día más espacios de la sociedad, a un precio que es incosteable para todos nosotros. La delincuencia organizada se encuentra coludida con los funcionarios en muchos gobiernos, adivine usted quienes son.
  4. Muchas de las enfermedades que padecemos, podrían prevenirse con una adecuada atención a la salud mental; estableciendo políticas de atención a la población, como una inversión que, a la larga, podría traerles grandes ahorros, por la prevención de
    enfermedades. Hasta el día de hoy hay muchas ocurrencias y fotos de sus directivos. Hasta la próxima que, como Borges, yo recuerdo más lo que he leído que lo que me ha pasado.