Jueves, 13 de Junio de 2024

21.3º

Morelia, Mich

¿Qué me gustó de... En agosto nos vemos?

¿Qué me gustó de... En agosto nos vemos?
Judy Mena

Obviamente leer al premio nobel e ícono indiscutible del boom latinoamericano de literatura de manera póstuma, a ver si me explico mejor: creo que sí o sí hay que leer este libro, por lo que representa su autor en la literatura de habla hispana y por la relevancia que tiene un texto que ha quedado en el tintero de García Márquez sin ver la luz al momento de su partida de este mundo, sin que esto implique que la publicación sea excepcional como sus mejores obras llegaron a serlo, pero más adelante explicaré el por qué.

El sí debió publicarse o no, es un debate que ha superado la discusión, puesto que sus herederos y editores han decido que, a pesar de que el Gabo no se sentía muy conforme con la narración en sus últimos días, la historia de la literatura y sus lectores merecíamos una última novela que llegara a distribución en el aniversario de su natalicio (6 de marzo) y a casi 10 años de su fallecimiento (17 de abril), para con ello traer a nuestras manos una bella primera edición en pasta dura que a través de la armonía y colores de su ilustración nos connota delicadeza, levedad, y -cierta- atracción; sin olvidar decir, que también les representa un lucrativo negocio para sus bolsillos y motivación suficiente para olvidar que el propio escritor no quería publicarla.
Confieso -me ha encantado la edición impresa en su conjunto y, por otro lado, tener una primera edición-, aunque también se le puede encontrar en audio libro y en formato digital. Para apasionados de la lectura, recomiendo adquirir y atesorar esta primera edición de lujo; pero, para aquellos que solo desean pasar un buen rato, recrearse un momento a través de un texto de un autor reconocido o simplemente saciar la curiosidad ante la expectativa mediática por la obra, es mejor hacerlo a través de un préstamo, servicio de biblioteca, edición digital o esperar alguna edición más económica o de bolsillo.

En cuanto al relato, la historia tiene una premisa cautivadora y aunque la sinopsis oficial de la novela, que se encuentra en su contraportada (así como en los sitios de venta electrónica, de reseñas e informativos), es atractiva a más no poder, creo que de pronto algo nos queda debiendo, es decir, te esperas una narración más desarrollada, pero ya no había tiempo -por algo la historia estaba en el tintero.

Al final, creo que el “En agosto nos vemos” que fue presentado en sus primeras versiones, en vida, por el propio autor como un cuento, no ha logrado con la mano de sus editores llegar al género de la novela. Por tanto “En agosto nos vemos” es tan solo un cuento que voltea a una visión femenina, que nunca deja de ser la perspectiva del autor, es decir, de un hombre (por lo tanto su personaje principal no logra el esplendor e incluso pierde veracidad por momentos), en el que habla de las relaciones sentimentales, el matrimonio y, por otro lado, la libertad personal, eso sí con sus giros inesperados y su acertada resolución. En fin, siempre me gusta más invitar a la lectura y a que cada lector juzgue por sí mismo, yo aquí les dejo mi opinión y si tú ya tienes la tuya coméntame, me gustará también leerte.

#Quémegustóde #100páginaspordía #unlibroporsemana #JudyMena #premionobel #enagostonosvemos #elGabo #GarcíaMárquez #novedadesliterarias #lomásleído
FB @JudyMena Insta @judy_mena tik tok @judymena